“ProHD es la puerta para mí a ese campo de conocimiento, su epistemología y filosofía de trabajo”

Con Alaina Solernou Ferrer, Especialista en gestión del patrimonio documental de la Oficina del Historiador de La Ciudad de La Habana, seguimos pensando cómo desarrollar nuestro proyecto ProHD desde una perspectiva cubana y también arrojando luz sobre su papel como mujer en la academia, la preservación del patrimonio y emprender en las HH.DD en Cuba.

Alaina Solernou Ferrer, Especialista en gestión del patrimonio documental de la Oficina del Historiador de La Ciudad de La Habana

“En lo personal soy una mujer que se siente orgullosa de contar con compañeras, amigas, profesoras a las que respeto inmensamente y que se esfuerzan tanto o más que yo, por ser eficientes y capaces en la labor de la preservación de la memoria, las ansias de aprender y emprender en las HH.DD en Cuba crece cada día.”

Hemos hablado con Grisel Terrón, Tobías Kraft y Antonio Rojas Castro sobre sus visiones del proyecto y cómo lo perciben ellos: ¿Cómo llegaste tú al Proyecto Humboldt Digital? Cuáles son sus tareas y responsabilidades?

Cercana a la fecha del aniversario 500 de La Habana, tuve conocimiento de un proyecto para rescatar la obra de Humboldt en Cuba y sobre Cuba. Las Humanidades Digitales eran utopía para mí, un campo científico transdisciplinar e interdisciplinar que logra conectar las nuevas tecnologías de la Información y la Comunicación con las más disímiles disciplinas de la cultura. He participado en proyectos de gestión, control y accesibilidad que ha emprendido la Dirección de Patrimonio Cultural y las HH.DD, eran la respuesta teórica y práctica para la materialización de muchos proyectos. Grisel Terrón, me habló del proyecto y sin discusión acepté. Las posibilidades de superación profesional y el reto que significaba desde el punto de vista científico y práctico, me cautivaron.

Por la parte cubana integramos el equipo, en un inicio, Grisel Terrón, Eritk Guerra y yo, en la actualidad intervienen además dos técnicos en digitalización: Julio A. González y Bryan Echarri. Desde el mismo momento de concepción del proyecto, las dinámicas de comunicación se han desarrollado desde los más transparentes mecanismos, las decisiones, tareas y resultados de trabajo se conciben, consultan y discuten entre todos los integrantes del proyecto, cubanos y alemanes.

Mi responsabilidad y las tareas que ejecuto en ProHD viene asociadas a la comunicación con las instituciones cubanas colaboradoras del proyecto, la selección y revisión de las fuentes documentales en cada una ellas. Además, participó en la revisión de manuales, establecimiento de flujos de trabajo, pero como menciono, todos intervenimos de alguna manera en todos los procesos.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo y cómo es tu rutina laboral diaria?

Estar cerca de la historia, de los documentos y testificantes que la construyen es apasionante. Las Ciencias de la Información y las HH.DD, me han dado la posibilidad de encontrar vías y herramientas para comunicar, recuperar y resignificar ese patrimonio.

Con respecto a mi rutina diaria laboral, formo parte del equipo encargado de desarrollar estrategias para la transformación digital de la Dirección de Patrimonio Documental (DPD), así que me divido entre reuniones técnicas, por decirlo de alguna manera, que establecen mecanismos para la asignación y captura de metadatos, procedimientos para la digitalización de los fondos entre otras cuestiones, y la generación, programación y auditoría de los contenidos que nutren los canales virtuales de comunicación de la DPD, que en estos momentos solo es Facebook, pero que a partir del desarrollo de un Manual de Gestión y Buenas Prácticas en Redes Sociales, tenemos pensada una estrategia escalonada para la inserción en cada RR.SS.

¿Cuáles son para ti los principales retos y oportunidades del Proyecto Humboldt Digital?

Para empezar la figura de Alejandro de Humboldt, su conocimiento, para mí era muy “referativo” y ahora, que para nada soy experta pero que me he acercado a su obra, la encuentro en casi todas las líneas de pensamiento que le dieron forma a la nación cubana. Humboldt es un reto por lo necesario e inmenso de su obra y una oportunidad para comprender la historia patria.

En contexto de las Humanidades Digitales, ProHD es la puerta para mí a ese campo de conocimiento, su epistemología y filosofía de trabajo del que había tenido noticias por la labor que desarrolla el departamento de Ciencias de la Información de la Universidad de La Habana, que se han dedicado a, desde la academia, promover investigaciones en este campo. Acercarme a conceptos como bigdata, ver de cerca el poder de los datos, entender que las tecnologías son más que una herramienta, son retos y oportunidades.

Por último, el equipo, el proyecto, ha sido una escuela al tener noticia de cada proceso, darle participación y capacitación a cada participante en las decisiones y tareas, la comunicación y el respeto que se percibe y se desarrolla entre cada uno de los integrantes, es un reto y una oportunidad, que invita a crecer y a estar a la altura.

¿Cómo ves tú el desarrollo del proyecto en el futuro?

Desarrollar y establecer ese vínculo entre el barón de Humboldt y la nación cubana, utilizando las Humanidades Digitales, es una victoria para el proyecto, veo su resultado como herramienta didáctica, investigativa de obligada consulta para los estudios de la cultura y la ciencia en Cuba.

La capacitación, los documentos y procedimientos generados constituirán la base para la implementación de otros proyectos de la oficina que podrían abarcar otras áreas, como la museología, las artes decorativas o la arqueología.

¿Y en qué aspectos el Proyecto Humboldt necesita aún desarrollarse, perfeccionarse y/o ampliarse?

Digamos que en la interacción y la comunicación con otros proyectos e iniciativas de HH.DD, instituciones que desarrollan proyectos de este tipo en el campo cubano y extranjero, podría ser de mucha ayuda, afiliarnos e insertarnos en la Red de Humanidades Digitales. Desarrollar por ejemplo un Mapa de la Ciencia Humboldtiana en América podría ser una de las ampliaciones del proyecto, además la aplicación de indicadores bibliométricos, infométricos y cienciométricos, que podría tener como antecedente el Mapa Histórico de la Ciencia Mexicana proyecto que coordina el profesor Francisco Collazo de la Universidad Autónoma de México …se me ocurren muchas cosas.

Tú también eres especialista en la gestión del patrimonio documental de la Biblioteca Histórica de Cuba y América: ¿Qué papel juegan las Humanidades Digitales en la preservación y presentación del pasado?

Las posibilidades de acceso, preservación y recuperación de la información que proponen las Humanidades Digitales para el patrimonio y la memoria son inmensas. Por solo mencionar el desarrollo de aplicaciones de edición digital de textos para el tratamiento y el acceso de manuscritos y documentos, vendría a solucionar temas de conservación,  investigación y divulgación. Las posibilidades que ofrecería la existencia de un software desarrollado por especialistas en bibliotecología, archivística, historia, paleografía para el estudio de, por ejemplo, las Actas Capitulares de La Habana, que fueron declaradas por la UNESCO Memoria Regional o el Fondo Emilio Roig de Leuchsenring, que posee una diversidad de tipos y formatos documentales que complejizan su gestión.

Las Humanidades Digitales son para el patrimonio y la memoria la respuesta para su gestión completa en el mundo actual.

El evento „Patrimonio documental testimonia roles de mujeres en la historia cubana“ mostró una importante colección de documentos antiguos, fotografías, revistas y otras publicaciones de mujeres en la historia de Cuba, a la vez que dio visibilidad a las mujeres bibliotecarias, conservadoras y administradoras del patrimonio cultural ¿Cómo veas el papel de las mujeres en la preservación y presentación del pasado y en las Humanidades Digitales?

El papel de la mujer en la ciencia ha sido desde los tiempos de Hipatia y hasta la actualidad -a pesar de todo- igual al que los hombres, han sido pioneras e impulsoras de grandes avances científicos, muchas veces invisibilizadas o condenadas.

Orgullosamente mencionamos en el post sobre las bibliotecarias que más del ochenta por ciento de las especialistas y técnicos que laboran en las instituciones de la memoria documental en la Oficina del Historiador son mujeres. Estas desarrollan todas y cada una de las tareas desde su institución, muchas veces con recursos y capacidades limitadas, pero la presencia del trabajo de las mismas, se evidencia en la catalogación descripción de los fondos, las acciones de comunicación y de gestión sociocultural que desarrollan en todos los espacios.

La idea del evento era celebrar a la mujer, visibilizar tanto documentos que la engrandecieran como otros que significaran una llamada de atención al tratamiento superficial de la violencia de género y a códigos y estereotipos históricamente aceptados y replicados.

En lo personal soy una mujer que se siente orgullosa de contar con compañeras, amigas, profesoras a las que respeto inmensamente y que se esfuerzan tanto o más que yo, por ser eficientes y capaces en la labor de la preservación de la memoria, las ansias de aprender y emprender en las HH.DD en Cuba crece cada día.

Diesen Beitrag zitieren als // Favor de citar esta entrada como:

julianahutai, „““ProHD es la puerta para mí a ese campo de conocimiento, su epistemología y filosofía de trabajo”“ in: Proyecto Humboldt Digital (ProHD), 14/05/2021, URL: https://habanaberlin.hypotheses.org/2079.


Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

Diese Website verwendet Akismet, um Spam zu reduzieren. Erfahre mehr darüber, wie deine Kommentardaten verarbeitet werden.