“ProHD es una cooperación real y viva. Queremos trascender y no terminar como otra propuesta en el archivo de las buenas intenciones. Tenemos metas concretas y las realizan personas muy motivadas, que se aprecian y respetan.” – Tobias Kraft, iniciador y director de ProHD, sobre los retos y oportunidades del proyecto

En esta entrevista, Tobias Kraft, coordinador del Proyecto de la Academia “Alexander von Humboldt auf Reisen – Wissenschaft aus der Bewegung” (AvH-R) de la Academia de Ciencias y Humanidades de Berlín-Brandenburgo, nos recuerda de los inicios del Proyecto Humboldt Digital (ProHD) y explica cómo llegó a crear, esta cooperación germano-cubana. Retomando la entrevista con Grisel Terrón, también habla de los retos y oportunidades de ProHD.

El equipo de Berlín en la BBAW, de izquierda a derecha: Antonio Rojas Castro, Tobias Kraft y Kathrin Kraller.

Además de tu trabajo como coordinador de “Alexander von Humboldt auf Reisen – Wissenschaft aus der Bewegung”, también has lanzado la cooperación germano-cubana Proyecto Humboldt Digital (ProHD). ¿Cómo se te ocurrió la idea de iniciar ProHD?

En 2016, publicamos de forma digital el fragmento de diario de Humboldt Isle de Cube. Antilles en général  en una edición académica. Este texto nunca había sido editado anteriormente, fue una total novedad para los estudios humboldtianos. En cierto sentido, el texto marca el comienzo del compromiso académico de Humboldt con los temas de la esclavitud y la economía de las plantaciones en el Caribe. Es la fuente más importante de la segunda estancia de Humboldt en Cuba en 1804. El tema nunca lo abandonó: en 1826 se publicó en París la principal obra caribeña de Humboldt, el Essai politique sur l’île de Cuba, una obra que sigue siendo fundamental para comprender la sociedad y la política cubanas en el siglo XIX.


Para la publicación de Isle de Cube, pudimos invitar a representantes del CITMA (Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba) y de la Academia de Ciencias de Cuba. Durante esta visita, el embajador cubano y el presidente de nuestra academia firmaron un primer acuerdo de cooperación. Este acuerdo permitió desarrollar un proyecto concreto. Quería aprovechar esta oportunidad, quizá única, para digitalizar más fuentes sobre la presencia de Humboldt en Cuba. Para ello, se requiere una esctructura de proyecto que se basa en una colaboración directa y efectiva, de preferencia no con una, sino con diferentes instituciones científicas y de patrimonio cultural en La Habana. Desde el principio, nuestros colegas cubanos mostraron un gran interés en colaborar y tuvimos la suerte de conseguir tres socios fuertes por la parte alemana. Así es que el proyecto recibe sus fondos gracias a la generosa ayuda del Ministerio Federal de Asuntos Exteriores (Programa de Preservación Cultural), la Fundación Fritz Thyssen y la Fundación Gerda Henkel.

El proyecto que desarrollamos se basa en cinco pilares

  • Colaboración en un equipo internacional
  • Digitalización y edición de fuentes históricas
  • Formación en las humanidades digitales
  • Investigación sobre el tema “Alexander von Humboldt y Cuba”
  • Cooperación institucional

¿Cuál es tu papel en el Proyecto Humboldt Digital y cuáles son tus tareas y responsabilidades?

Soy iniciador, solicitante y por ende, el director del proyecto. Por lo tanto, me corresponde asegurar que esta maravillosa cooperación tendrá éxito. Como empleado de la Academia de Ciencias y Humanidades de Berlín-Brandenburgo, sé que el proyecto es un elemento importante en la expansión de la cooperación internacional. Además, promueve soluciones tecnológicas y metodológicas que desarrollamos en el campo de la filología de la edición digital aquí en Berlín. Una de las metas principales de ProHD es internacionalizar estas tecnologías y adaptarlas a las necesidades de nuestros colegas en Cuba. Pero lo más importante no son los datos, sino los humanos, es el trabajo en equipo. He tenido la suerte de haber contratado a gente muy inteligente y competente: Kathrin Kraller y Antonio Rojas Castro han hecho un excelente trabajo desde el inicio del proyecto en el verano de 2019.

Grisel Terrón, del equipo cubano de ProHD, nos ha explicado los principales retos y oportunidades del proyecto desde su perspectiva. ¿Cómo lo ves tu desde una perspectiva alemana?

ProHD es una cooperación real y viva. Queremos trascender y no terminar como otra propuesta en el archivo de las buenas intenciones. Tenemos metas concretas y las realizan personas muy motivadas, que se aprecian y respetan.
Aprendemos mucho unos de otros y entendemos cada vez mejor como implementar nuestro objetivo común: servir como pulso para la digitalización del patrimonio cultural escrito en Cuba. En su informe sobre el viaje a través de los trópicos americanos, Humboldt escribe: „Todo lo que estimula el movimiento […] conduce a la ampliación del horizonte de ideas, al descubrimiento de nuevos caminos para el poder de la inteligencia“. Siempre me ha gustado esta imagen: expandir el horizonte de ideas. La mejor manera de hacerlo, como Grisel bien señala, es salir de su zona de confort, viajar, atreverse a hacer cosas nuevas, y centrarse en objetivos que son ambiciosos pero que siguen siendo factibles.

El mayor obstáculo en este camino en los últimos meses ha sido, sin duda, la pandemia. Las restricciones a todos los niveles nos han obligado a ajustar muchos planes. Sobre todo, extraño el tiempo cara a cara. Ya es hora de que nuestro equipo tenga la oportunidad de trabajar juntos de nuevo por un tiempo, tanto en La Habana como aquí en Berlín. Sin embargo, sigo confiando en que seremos capaces de implementar esto en 2021.

¿Cómo ves tu el desarrollo del proyecto en el futuro? ¿Cuáles son los siguientes pasos?

Por el momento, nos concentramos en dos áreas: En La Habana comienza la primera fase de nuestra campaña de digitalización después de la instalación de los escáneres y el hardware informático en las salas del proyecto en la Casa Humboldt. Al mismo tiempo, cada vez se incorporan más asociados al proyecto y se celebran acuerdos de cooperación entre la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y otras instituciones del patrimonio cultural de la ciudad. Ésto permitirá que ProHD opere a base de una red con muchos multiplicadores. En Berlín, estamos trabajando intensamente en la preparación de las aplicaciones de software y la documentación de los métodos para la creación de ediciones digitales.


El factor decisivo será que pronto tengamos la oportunidad de combinar estos dos componentes del proyecto – la digitalización de los escritos y la indexación de sus contenidos a través de las ediciones digitales – y entrenarnos en su uso. Mucho puede ser preparado en la mesa de dibujo. Pero los efectos decisivos del aprendizaje surgen in situ y en la práctica: en la aplicación concreta, en los talleres conjuntos, en el trabajo con los objetos, las tecnologías y los métodos.

¿Qué son las Humanidades Digitales para ti? ¿Puedes explicarlo para todos aquellos que no están familiarizados con el término?

Digital Humanities o Humanidades Digitales (HD) son un un término colectivo para la entrada de las tecnologías y métodos digitales en la diversidad disciplinaria de las humanidades. Esto significa que la arqueología lo define de forma muy diferente que la lingüística de corpus o la historia del arte medieval. El subjecto Digital History se enseña de forma diferente a la Filología Digital, aunque ambas trabajan principalmente con textos históricos. Así que no hay una teoría o un texto fundamentales desde donde comienza todo. A diferencia de la tradición en las humanidades, las HD también se ocupan de los métodos verificables, es decir, de ordenar criterios y procedimientos analíticos que funcionan independientemente de la respectiva interpretación individual. Además, un imperativo de apertura, liberalización y transparencia impregna casi todas las iniciativas y proyectos de las HD.

Sin embargo, en los últimos años también ha quedado claro que los debates teóricos del tema deben atender a cuestiones políticas; cuestiones que un amplio público también ha tomado conciencia en el transcurso de la pandémia. ¿Cómo se puede organizar el acceso a las ofertas digitales para todos? ¿Cómo podemos evitar una creciente “digital divide”? ¿Cuánto equipaje económico, pero también cultural, contienen realmente los métodos y tecnologías digitales supuestamente universales? ¿Quién decide lo que se digitaliza y, en consecuencia, lo que formará parte de la discusión sobre el patrimonio cultural común? Estas cuestiones nos preocupan en Alemania tanto como a nuestros socios en Cuba. Nuestro colega Antonio Rojas Castro dedicó una conferencia muy informativa a estas importantes cuestiones en agosto.

Para terminar: ¿Cómo ubicas ProHD en el área de las Humanidades Digitales?

ProHD se centra en dos áreas que siguen siendo actividades centrales en el campo de las Humanidades Digitales:

  • Digitalizamos fuentes escritas del patrimonio cultural y las ponemos a disposición del público como objetos digitales. Para eso digitalizamos la fuente original en forma de imagen y la enriquecemos con información relacionada con el contenido y la estructura (metadatos). Estos datos los ponemos en un repositorio digital. Este proceso laboral se define a través de un workflow meticuloso y bien documentado. Asi creamos un inventario de objetos digitales que pueden ser reutilizados por otros libremente y sin restricciones (acceso abierto).
  • Hacemos accesible el contenido de estos objetos digitales usando los métodos de la filología de la edición digital. Quiere decir: transcribimos el contenido (los textos) de las fuentes, los anotamos y comentamos para darles contexto histórico. Luego los publicamos como ediciones digitales en dos formatos: TEI-XML (el código original) y HTML (visualización en línea).

Diesen Beitrag zitieren als // Favor de citar esta entrada como:

julianahutai, „„ProHD es una cooperación real y viva. Queremos trascender y no terminar como otra propuesta en el archivo de las buenas intenciones. Tenemos metas concretas y las realizan personas muy motivadas, que se aprecian y respetan.” Tobias Kraft, iniciador y director de ProHD, sobre los retos y oportunidades del proyecto.“ in: Proyecto Humboldt Digital (ProHD), 22/01/2021, URL: https://habanaberlin.hypotheses.org/?p=1908 .


Eine Antwort auf „“ProHD es una cooperación real y viva. Queremos trascender y no terminar como otra propuesta en el archivo de las buenas intenciones. Tenemos metas concretas y las realizan personas muy motivadas, que se aprecian y respetan.” – Tobias Kraft, iniciador y director de ProHD, sobre los retos y oportunidades del proyecto“

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

Diese Website verwendet Akismet, um Spam zu reduzieren. Erfahre mehr darüber, wie deine Kommentardaten verarbeitet werden.